sábado, mayo 20, 2006

El precio de los plátanos

Hasta hace unas pocas semanas el arroz a la cubana era uno de los platos más baratos de preparar. Ahora se han convertido casi en un lujo, sobre todo si te gusta poner muchos plátanos. El precio se ha quintuplicado, y ahora un kilo vale más de 10 dólares australianos, esto es más de 6 euros al cambio actual. En casa prácticamente hemos eliminado los plátanos de nuestra dieta. Y no sé por qué, la verdad es que el plátano no es mi fruta preferida, pero desde que se han convertido en fruta de lujo los plátanos se me han hecho más atractivos.

Y cuál es la culpa de la subida del precio de los plátanos? Hace unos meses un huracán devastó la plantación principal de plátanos de Australia, y ahora quedan muy pocos plátanos en el mercado. La verdad es que aún no sé cómo no han podido importar la fruta de otros países a tiempo. No es que me importe mucho el que haya plátanos o no, pero me parece que aquí falta algo de previsión y preparación ante posibles contratiempos.

Y lo peor de todo, me temo que los beneficiados de la subida de precios no sean los agricultores que han perdido casi toda su cosecha, sino los intermediarios que se aprovechan de las leyes de la oferta y la demanda.

Nada, estamos en fin de semana. Tal vez mañana me comeré un plátano para celebrar que es domingo.

3 comentarios:

Esther dijo...

Creo que siempre acabamos valorando aquello que se nos torna más difícil de conseguir. Y en este caso para ti ahora son los plátanos...
Cierto lo que dices, lo más probable es que los agricultores, con suerte, sólo reciban alguna indemnización por parte del estado, pero no van a ver ni un dólar de los que están cobrando de más los intermediarios porque el producto se ha revalorizado. Probablemente si hablas co los intermediarios, ellos dirán que también pierden y que tampoco sabían que el huracán acabaría con la producción cuando lo hizo, y que claro, para ellos también es una catástrofe..
Y es que así funciona este mundo: Siempre la pagan los mismos....
Espero que disfrutes de tu plátano, ahora que se ha convertido en ese producto de lujo.
Besos

Diego dijo...

Y encima he oído que algunos agricultores a los que no les afectó el huracán están haciendo el agosto...

Nada, que no hay justicia.

Por cierto, el plátano estaba buenísimo.

Esther dijo...

Jajajaja, me alegro que estuviera bueno, a ese precio más le vale...
Besos
PD:ejem ejem, te voy a poner falta, no te veo últimamente por mi blog, una de dos: O ya no te interesan mis comentarios, o no entras, muy mal me parecen ambas, que lo sepas