lunes, septiembre 04, 2006

Hasta luego, cocodrilo

Hoy ha ocurrido algo trágico. Steve Irwin, llamado como el cazador de cocodrilos, ha muerto en acción. Steve era un hombre de acción y de pasiones. Todo el mundo en Australia le conocía, y en los últimos años era como un embajador de Australia. Era conocido como el cazador de cocodrilos por los programas de naturaleza-aventura que ha realizado durante gran parte de su vida. Mucho se ha hablado de sus programas espectaculares donde se colocaba a tiro de mandíbula de cocodrilos y otros animales peligrosos. Su forma de hablar, tan exagerada, como un niño que cuenta su película favorita, le hizo un favorito entre los niños y entre gente de otros países como el "australiano aventurero", tomando el relevo de Paul Hogan, el famoso "Cocodrilo Dundee" de los años ochenta.

Nadie puede negar su pasión por la naturaleza y, aunque en apariencia no temiera los animales peligrosos, era muestra de su gran conocimiento de las reacciones de los animales salvajes. Esto le hizo uno de los principales personajes australianos en defensa de la naturaleza.

Adios, Steve. Tus acciones tal vez llegaron demasiado lejos y una raya acabó con tu vida. Tal vez así es como quisiste acabar, en acción, como mi gran héroe de la naturaleza, Felix Rodríguez de la Fuente. Adiós, Steve, o, tal vez, hasta luego, cocodrilo.

2 comentarios:

Diego dijo...

Me cuentan que no se puede añadir comentarios a este blog. A ver si yo mismo puedo hacerlo... probando, probando

Esther dijo...

Vaya Diego, que pena. Para mi también fue un heroe de mi vida Felix Rodríguez de la Fuente.
Espero que se encuentren los dos en la otra vida y junto con el Capitán Cousteau se dediquen a defender la naturaleza desde donde los hombres no pueden destrozarla.
Besitos