domingo, septiembre 16, 2007

La danza de las ramas


Hoy domingo hemos aprovechado el fabuloso tiempo para ir a dar un paseo por la montaña. Nos decidimos por ir al parque nacional Wyrrabalong, a unos cien kilómetros al norte, uno de tantos parques nacionales a los alrededores de Sidney (y es que aquí en Australia cien kilómetros no es nada). Recorrimos la senda de los "red gums", una especie de eucalipto que se caracteriza por su tronco rojizo y sus ramas retorcidas. Y qué impresión que daban estos árboles, grandes, con ramas distribuidas de una forma tan dinámica y estética. Las ramas parecían querer abrazarnos, o protegernos de las inclemencias del tiempo. Aunque la verdad es que el tiempo era precioso, un día primaveral, soleado y tranquilo. En algunas partes de este bosque las ramas parecía como si se hubiesen parado en seco mientras danzaban una danza secreta, que solamente los árboles y los animales del bosque pueden ver, una danza que se para cuando alguna persona como nosotros nos entramos en este bosque mágico.

El eucalipto es un árbol tan característico de Australia. En otras partes del mundo es un árbol exótico, extraño. Aquí, en Australia, está en su elemento, ya se entiende que los árboles de este bosque estén tan contentos y con ganas de bailar.

2 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Ainsssss... Allí los árboles bailan y comienzan a celebrar la llegada del otoño.. Aquí los paseos y alamedas comienzan a cubrirse de una alfombra en tonos amarillos, naranjas y ocres, que los árboles van tejiendo a escondidas.... ¿Sabes? Hay veces que pienso que estaría bien vivir aquí de marzo a septiembre, y en Australia de septiembre a marzo... Claro que entonces me perdería el otoño y el invierno, y oye, también tienen su encanto...

Besitosssssss

Diego dijo...

Hola Esther, no creas, que un año sin invierno se nota. Es como si faltara algo. La primavera necesita del invierno para que realmente se note su encanto.