domingo, junio 24, 2007

Tránsito en Zurich


Ay que ver qué viaje. Cuando hice la reserva, tras mucho intentar encontrar la conexión adecuada, y con la presión del tiempo, al final tomé una opción sin mirar mucho los detalles. El resultado es un viaje que se está haciendo increíblemente largo. Desde Sidney, el avión hizo escala en Adelaide, y al final llegó a Singapur. En Singapur tomé otro vuelo que hizo escala en Bangkok, hasta llegar a Zurich, donde estoy esperando el vuelo final que me lleve a Praga. Son las 7 de la mañana, hora local, que no quiero pensar qué hora es en Sidney, a la cual mi cuerpo aún está acostumbrado.

Me parece que he visto medio mundo a través de los aeropuertos. El recorrido entre Singapur y Bangkok fue especialmente colorido. Algunos de los pasajeros, o más bien pasajeras, llevaban unos vestidos que, si estuvieran en la calle por la noche, pensaría otra cosa. Y la verdad es que no sé qué pensar. Los trajes, de un diseño extravagante, adornados con motivos rojo brillante aquí y allá, llamaban la atención. Una de las pasajeras incluso llevaba como tatuaje el conejillo de Playboy. Mucho se ha hablado de la prostitución en esta zona del mundo, y tal vez el propósito del traje que llevan estas adolescentes sea simplemente llamar la atención y nada más, pero la verdad es que no esperaba ver algo así en un aeropuerto. O tal vez commutan entre Singapur y Bangkok, a trabajar durante la noche, y volver a Singapur? Su trabajo les debe de ir muy bien. O como he dicho antes, simplemente quieren llamar la atención. Tal vez a las chicas de aquí les gusten los diseños extravagantes y colores chillones, y tal vez el tatuaje es un símbolo que por casualidad es el mismo que el conejito de Playboy, de la misma manera que el símbolo budista por casualidad es el mismo que ha esvástica nazi. Quién sabe. Si los gustos y símbolos son tan distintos en esta zona del mundo, este lugar promete ser interesante, a ver si en otro viaje puedo hacer una escala más larga en Bangkok.

Mientras espero en Zurich, veo por la ventana los campos alrededor del aeropuerto. La mañana, veraniega, promete un día caluroso. Casi puedo oler el aroma de la hierba y las flores suizas. Un cielo azul, casi sin nubes, invitan a subirse a alguna montaña y comerse una salchicha en el restaurante de la cima (que, cuando estuve en Suiza, me dió la impresión que todas las montañas suizas tienen su teleférico y su restaurante en la cima). Pero no, aquí me tengo que quedar, en espera de mi vuelo final. Aún queda media hora, a esperar. Por lo menos he tenido tiempo de afeitarme y cambiar mi traje de invierno por otro más fresco.

5 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Aaaaaaaahhhhh ya entendí lo de singapur, jejejejjee... Jolines Diego, tu irás a tres destinos, pero con esto de los trasbordos vas a recorrer medio mundo, jajaja...
No sé si lo sabes, pero muchas chicas se tatuan el conejito de playboy, es divertido. También hay quien lleva colgantes, relojes o lo pone en el coche. Probablemente sólo estaban de fiesta esas chicas, tal vez incluso una despedida de solteras, vete tú a saber.
Lástima que en los transbordos no puedas visitar los países o las ciudades... ¿sabes? me recuerdas a esa película "la terminal" protagonizada por Tom Hanks y basada en hechos reales. Por favor Diego, asegúrate de que con tanto trasbordo, no se te pierde el pasaporte, no vayamos a liarla.
Y ahora que lo mencionas... Es cierto, no sólo estás cambiando de continente, si no también de hemisferio y eso supone que pasas del invierno al verano, del frío que debe hacer ya por Sidney a los 30 grados pasaditos que estamos sufriendo ya por Europa. Me atrevería a aseguararte que la temperatura ronde los 40 en Atenas, así que preparate para el calor.. Y esto... ¿En japón es invierno o verano? Y otra pregunta más ¿Celebrasteis la nit de Sant Joan? y ya que te pregunto esto: Si se celebra en Australia ¿cómo se celebra?
Bueno, ya te he puesto muchas preguntas y dos testamentos (el de este post y el del anterior) así que yo creo que ya vas bien, jejejejeje.. Por cierto, hace tiempo que no te leo en mi blog ¿sigues entrando?

Besitossssssss

Esther Hhhh dijo...

Y ahora que lo pienso Diego ¿tú pasaporte es australiano o español?

Besossss

Diego dijo...

Hola Esther,

Pues mira que no sabía lo del conejito, curioso! Pero no sé, eso de ir con traje de fiesta de un país a otro... pero todo es posible.

No te preocupes por lo del pasaporte... tengo dos, uno español y otro australiano, pero supongo que el español ya no es válido. Vamos, que me he hecho australiano.

Acabo de conocer a alguien en la conferencia que me ha dicho que la temperatura en Atenas es de 44 grados... menos mal que el hotel adonde vamos tiene piscina!

Y en Japón es verano, que está en el hemisferio norte como España.

Y sobre tu blog, Esther, lo miro de vez en cuando pero no he tenido tiempo de escribir... pero te va bien con el blog, escribes muy bien y tienes tus lectores fijos. A ver cuándo haces un best-seller, te será fácil!

Por cierto, Sant Joan no viene a Australia, hace demasiado frío por estas fechas...

Borja dijo...

Diego, eres una pasada escribiendo. ¿Cómo estáis? Te vuelvo a pasar mi email, por si no lo tienes: bmollaro@gmail.com
La verdad, dáis mucha envidia con vuestros viajes. Parece que viváis en otro mundo. Por cierto, dime como se llama el blog de Esther y así lo visito. UN gran abrazo Diego

Diego dijo...

Hola Borja,

Qué bien que también tú te pases por este blog! El de Esther es: loquelaspalabrasnodicen.blogspot.com

Me apunto tu dirección

Diego