miércoles, junio 28, 2006

No queda nada que ver en el mundial

Este mundial de fútbol ha sido especial. Jugaban Japón, Australia, y España. Pero Japón perdió ante Australia y no pasó de la primera ronda. Australia logró llegar a octavos de final (quién se lo iba a esperar), pero Italia acabó con ella. Y España, bueno, esta mañana me he levantado a las 6 menos cuarto de la mañana porque no podía dormir pensando en el partido. Encendí la televisión, y era aún la primera parte: España 1, Francia 1. Pero en los últimos minutos se acabó el mundial para España y perdió por 1 a 3.

Nada, ya no quedan equipos interesantes en el mundial, sólo quedan "los grandes". El mundial ha sido emocionante hasta ahora. Sobre todo Australia. Es un país donde muchos no saben realmente qué es el fútbol, y aún así su equipo ha conseguido un puesto en el mundial. La preparación del partido ante Italia daba mucho que hablar aquí, principalmente por la gran comunidad de immigrantes italianos, que no sabían a quién animar. Bueno, por lo menos ellos aún tienen algo que ver en el mundial, sin remordimientos de si deben de animar a Italia o a Australia.

Y yo? Pues nada, a dormir tranquilo.

6 comentarios:

Esther dijo...

Vaya, lo tuyo si que es difícil, tres equipos, tres, para animar, y los tres caen... Lo de japón no me extraña, y es que parece ser que los deportes de balón (dejando a un lado el voley) no se les dá muy bien a los japoneses, a pesar de que si hay por ahí una figura internacional en el fútbol, si no me equivoco, que está triunfando...
Australia hizo un buen trabajo, teniendo en cuenta que ellos le dan más al Rugby, deporte que para muchos europeos es tan desconocido como para otros tantos australianos el denominado "deporte rey".
En cuanto a España... Pues que quieres que te diga, mientras los entrenadores sean madridistas empeñados en mantener como capitán al niño mimado de la selección, dejando fuera de la misma a jugadores mucho mejores que él, o se empeñen en poner de portero a Iker Casillas, que aunque a mi me cae el chaval muy bien, que quieres que te diga, a mi juicio Cañete le supera y con creces en lo que a defender la portería se refiere... Pues eso, mientras no se busquen entrenadores más subjetivos, poquito tenemos que hacer en los mundiales y en el caso de España, eso sí es grave, sobretodo cuando echamos un ojito al presupuesto nacional que se va en equipos, partidos y infraestructuras para este deporte... Y luego triunfamos en otros, como la Doma Clásica, y ¿tú la ves alguna vez en la dos o en la primera o en cualquier otro canal de los públicos? pues yo tampoco.
En cuanto a eso de no saber a quien animar, es curioso, hasta en eso España Y Australia han tenido cierto paralelismo, porque al menos aquí, al acabar el partido, hubo tanta fiesta casi como si hubieran ganado los españoles. cohetes, tracas, gente en la calle vitoreando a su equipo (el francés) y yo que iba paseando a Kai, pensando... "y justo en esto es donde se nota la cantidad de inmigrantes de habla francesa que hay (y no necesriamente franceses, de hecho casi todos los fans eran magrebís, marroquíes, argelinos, etc)
Besos

Diego dijo...

Calla, calla, que ahora que italia ha llegado hasta la final no sé lo que va a pasar en Sidney. En el barrio italiano hubo una gran fiesta, y ya lo están preparando todo para la final. Lástima que por entonces yo estaré viajando y me perderé lo que dicen en Australia.

Esther dijo...

Te vienes a las antípodas?? ¿Donde viajas? Oye, si vienes avisaaaa..
besos

Diego dijo...

Me vengo a España, a Soria, pero no tengo tiempo de ir a Valencia. Es una lástima, pero no puedo tomar vacaciones ahora. Pero bueno, por lo menos puedo escribir algo en el diario... pronto verás.

Diego dijo...

Corrijo, sí que había algo que ver en el mundial, el cabezazo de Zidane en el partido de la final. Qué espectáculo, y qué lástima el que un arrebato de dos segundos haya empañado todo su buen juego durante el mundial.

Esther dijo...

Vaya, y tanto que lástima, tan buen jugador y tal pérdida de nervios.... A saber que le dijo el italiano para que saltara así..
Por cierto, no sabía que te gustaba tanto el fútbol.
Besos